EL JUICIO MONITORIO

EL JUICIO MONITORIO

publicado en: Opinión | 0

Una vía judicial óptima para lograr el pago de deudas es el Juicio Monitorio, que se regula en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.

Mediante el mismo puede reclamarse el pago de una deuda dineraria de cualquier importe, líquida, determinada, vencida y exigible. Es un procedimiento eficaz a la par que sencillo y rápido.

En cuanto a la solicitud, se presentará en el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del deudor y a la misma se acompañará el documento que acredite la deuda (factura, albarán…).

Una vez admitida la solicitud, el Letrado de la Administración de Justicia requerirá al deudor para que, en el plazo de 20 días, pague o alegue motivadamente las razones por las que entiende que no debe la cantidad reclamada.

Si no alega o no paga, el Letrado de la Administración de Justicia dicta DECRETO. Esto permite que el solicitante pueda instar, automáticamente, la ejecución de dicha resolución sin sujeción a ningún plazo.

Simplemente, solicitándolo.

Por tanto, se procedería a ejecutar el Decreto y a hacerlo efectivo contra el patrimonio del deudor.

Solamente en el caso de que se oponga, se archivará el monitorio y se tramitará la cuestión mediante Juicio Verbal (en cuantías que no excedan de 6.000 euros) u Ordinario (cuantías que excedan de 6.000 euros).

Deja un comentario